De las HEIDENAU y otras llantas

Para muchos motociclistas, la compra de un repuesto para su moto se conviertesiempre una tarea formal de investigación, comparando calidades, precios, disponibilidad, garantías, etc. Que si le pongo estas pastillas de freno, que si la batería de tal marca ha resultado buena,  los aceites y sus grados, para algunos el famoso cambio del “kit de arrastre” que si han usado este japonés ó aquelotro coreano. En particular, el tema de las llantas siempre da mucho de que hablar entre nosotros.

Así fue como llegamos a HEIDENAU y como Uds saben,  hace ya dos años estamos en el oficio de introducir y mercadearéstas llantas Alemanas en Colombia.  Ha sido una experiencia muy agradable, pues me ha puesto en conexión directa con cientos de viajeros que nos visitan cada semana solicitando estos productos. Come es de esperarse,  Bogotá es un punto medio interesante en la ruta Alaska-Usuahia. Con base en esta experiencia, quiero compartir con Uds algunos conceptos y un par de ideas que nos ha dejado el ejercicio.

Antes que nada, déjenme decirles que sinceramente yo creo que “NO hay una llanta perfecta, que sirva completamente a todas las necesidades y circunstancias”.  (Asfalto, destapado, ripio, arena, rocas, barro, velocidad alta/poca,  frio intenso, calor extremo, piso seco ó mojado…)

Ver el resto de este post en viajerosdelsur.co